Julien-Joseph Virey, 1814

 

Retrato de Julien-Joseph Virey 1

 

Julien Joseph Virey fue un innovador farmacéutico, naturalista, antropólogo, filósofo y un prolífico escritor francés que estuvo encargado del cuerpo farmacéutico del hospital militar Val-de-Grâce de Paris.

Su tesis doctoral en Medicina, presentada y defendida en 1814 en la Universidad de Paris, y con título Éphémérides de la vie humaine, ou recherches sur la révolution journalière et la périodicité de ses phénomènes dans la santé et les maladies ('Efemérides de la vida humana, o investigaciones sobre la revolución diaria y la periodicidad de los fenómenos sobre la salud y la enfermedad'), es considerada la primera obra científica publicada referente a ritmicidad biológica. 2

Basándose en su trabajo, para ciertos investigadores, Virey es considerado el padre fundador de la Cronobiología.

 

¿Qué escribió textualmente Virey?

En su trabajo se cuestiona el origen exógeno de la ritmicidad al hacer referencia al movimiento que tienen ciertas plantas cuando son expuestas a ambientes constantes de luz y de temperatura. Esta referencia, aún no citándolo explícitamente, quizás hable del trabajo de Mairan con la sensitiva Mimosa pudica.

1
"...Sin embargo no es siempre la presencia o la ausencia de la luz y el calor la que determina a una planta a abrirse, a despertar. En la más oscuridad subterránea, la sensible sensitiva abre sus hojas a medida que el sol se eleva; ella las cierra cuando se pone sin poder sentir o poder percibir el astro..."

 

De hecho continua la explicación hipotetizando que debe haber un origen endógeno, innato relacionado a la periodicidad de los cambios diarios que se dan en procesos metabólicos. Esta ritmicidad dice ser controlado por un reloj viviente, un reloj que se encuentre encarrilado al día y a la noche.

1
"...Esta rotación sucesiva de nuestras funciones vitales cada día, de la vigilia, del sueño, de la reparación nutricional, de las excreciones y secreciones ¿ no está establecido por una periodicidad habitual y como innato en todos los órganos de nuestro cuerpo?¿No parece como un sistema de ruedas engranadas unas sobre las otras, una clase de reloj viviente, montado por la naturaleza, encarrilado por el movimiento rápido del sol y de nuestra esfera?..."

 

Otra mención a destacar en su obra se debe a que cita la importacia que tiene administrar cada medicamento a la hora apropiada ya que el efecto que produce depende de la dosis según el momento. No cabe duda que habla a cerca de Cronofarmacología.

1
"...Todos los medicamentos no son igualmente indicados a todas las horas, y aquí la periodicidad diurna debe ser tenida en cuenta. Los hipnóticos, los narcóticos, el opio, salvo conjeturas extremas, no serían bien indicadas por la mañana, cuando todas nuestras facultades tienden a despertarse; pero estos remedios tienen una acción más intensa y más saludable en el atardecer, porque las fuerzas de la naturaleza aspiran al sueño y al reposo..."

 

La hipótesis central que guiaba la tesis de Virey era que si los ritmos circadianos no estaban involucrados en los procesos vitales del ser humano entonces se debería encontrar el mismo número de muertes respecto tanto a la hora del día como respecto al día del año. Esta fue la hipótesis nula que siguió en su trabajo de registro de mortalidad en el hospital de Val-de-Grâce. La conclusión a la que llegó fue la siguiente:

1
"...Por lo tanto la más grande mortalidad ocurrió evidentemente al inicio del día, más o menos temprano, respecto a la estación, y siempre después de que se elevara el sol más que antes. Por la tarde la mortalidad se dio esencialmente con la puesta del sol, pero menos que en la mañana..."

 

 

Virey fue duramente criticado por su idea del origen endógeno de la ritmicidad, encarrilada al día y a la noche. De hecho en 1825 se publicó un artículo anónimo titulado Périodicité ridiculizando tal idea, lo que desacreditó su carrera y su reputación como científico.

3

"...Esta es la manera, M. Virey, en la que uno comunica la Medicina a la risa del público y a las mofas de los colegiales..."

 

'

Toda la información obtenida, así como la imagen de su retrato y el texto original de su tesis doctoral provienen de un magnífico artículo cuyos autores son Alain E. Reinberg , Hadas Lewy y Michael Smolensky.

 

Volver